25Ene

En el afán de perder peso se han creado algunas dietas “milagrosas” que prometen que quien las siga adelgazar de forma rápida, sin embargo, detrás de este tipo de programas se esconden una gran cantidad de desventajas que normalmente no se mencionan. 

En este artículo, nos centraremos en analizar uno de esos regímenes alimenticios: la dieta Dukan, por eso, veamos en qué consiste y por qué es peligrosa. 

¿Qué es la dieta Dukan?

La dieta Dukan es un plan de alimentación en el que se prioriza el consumo de proteínas para lograr reducir medidas y perder peso. Esta dieta, creada por el nutricionista Pierre Dukan, ha cobrado popularidad en las últimas dos décadas.  

Básicamente, consiste en consumir un régimen de proteínas naturales como las que se encuentran en las carnes, huevos, pescados, mariscos, entre otros alimentos; limitando al máximo el consumo de otros grupos alimenticios como grasas y carbohidratos. 

El menú de la dieta Dukan está compuesto por 100 alimentos, donde 72 son ricos en proteínas y los 28 restantes son verduras y hortalizas. 

La cantidad que se puede consumir de estos alimentos no tiene un sugerido, por lo que se puede comer según el gusto de cada usuario, pero, como ya se ha aclarado, solo aquellos que forman parte del programa dietético Dukan. Por lo tanto, no se puede consumir nada de grasas y aunque se pueden incluir productos lácteos, estos deben tener un 0% de grasa, es decir, deben ser desnatados. 

Además, esta dieta se complementa con ejercicio físico diario, de manera que las proteínas no hagan solas el trabajo. Cada fase de la dieta Dukan indica el tiempo en el que se debe hacer ejercicio.  

¿Qué fases tiene la dieta Dukan?

Un rasgo distintivo de la dieta Dukan es que se divide en las siguientes 4 fases:

Fase PP: Se denomina así porque es la fase de Proteína Pura. Se trata de la fase inicial y más agresiva del programa. La idea es comenzar con el régimen alimenticio más intenso para que el organismo perciba el cambio y haga los ajustes de inmediato en el metabolismo. 

En esta etapa solo se permite el consumo de las 72 proteínas enlistadas en la dieta con la intención de que el metabolismo emplee los depósitos lípidos sin alterar el volumen muscular. La ingesta de proteínas se debe complementar con 20 minutos de actividad física y con el consumo de 1 ⁄2 cucharada de avena por día. El objetivo es adelgazar entre 1,5 kg y 4kg.

Fase PV: En la segunda fase, también llamada fase de crucero, se combina la proteína pura con las verduras para ir ajustando el metabolismo a un régimen más suave una vez que se logra adelgazar en la primera semana. 

Las verduras y hortalizas apropiadas son muchas, solo se excluyen las que contienen almidón, como las patatas, guisantes, maíz y otras. En cuanto a la cocción, estas no deben freírse con ningún aceite, más bien se les debe hervir o cocer a la plancha. 

Además, en la fase PV se recomiendan 30 minutos de ejercicio y comer 2 cucharadas de avena al día. 

Fase de Consolidación: Esta es la etapa en la que ya se ha logrado el peso ideal, pero por estar recién llegado a ese punto es posible volver a ganar el peso perdido porque el cuerpo busca compensar los kilos que ha perdido. 

Aquí se pueden ir incorporando algunos cereales y otros alimentos que antes no formaban parte de la dieta. Se debe complementar la alimentación sugerida con 25 minutos de ejercicio y 2 ½ cucharadas de avena. Asimismo, se debe dejar el día jueves para consumir únicamente proteínas.

Fase de estabilización: Esta última fase es la que perdura en el tiempo pues la idea es que el usuario mantenga el régimen y detenga el rebote al peso perdido. A lo largo de esta fase se deben realizar solo tres acciones: mantener un día de sólo proteínas (el jueves), ingerir 3 cucharadas de avena y una rutina de actividad física intensa durante 20 minutos. 

Problemas e inconvenientes a la hora de realizar la dieta Dukan

La dieta Dukan tiene una popularidad que en realidad se ha ganado por la publicidad en los medios de comunicación, más que por sus efectos positivos. De hecho, los expertos no la recomiendan por considerarla fraudulenta y peligrosa. 

La principal razón de esto, y que al mismo tiempo es el mayor inconveniente de esta dieta, es que consumir solo proteínas produce diferentes carencias así como deficiencias en el metabolismo y en el funcionamiento de algunos órganos. Además, la falta de vitaminas termina afectando diferentes sistemas del cuerpo, como el nervioso y el óseo. 

Otro problema irónico de la dieta Dukan es que se puede presentar una deficiencia proteica en los músculos debido a que hay un exceso externo de proteínas, lo cual reducirá ligeramente el volumen muscular. Por su parte, órganos como el hígado y los riñones se descompensan por un exceso de proteínas que dificultan su trabajo, provocando por ejemplo, estreñimiento esporádico.  

Así que no es muy inteligente perder peso pero pagar con descompensar los sistemas endocrinos ocasionando otros inconvenientes en la salud. Lo mejor es buscar la ayuda de un asesor nutricional como Elisa Navarro, quien puede brindar asesoría personalizada a cada cliente para que logre adelgazar con éxito sin arriesgar la salud.

Alternativas a la dieta Dukan: Nutricare

No solo es cuestión de advertir sobre los efectos negativos de la dieta Dukan, por eso, en este artículo te ofrecemos, además, una alternativa con miles de testimonios que avalan su efectividad: el sistema Nutricare. 

Con Nutricare es posible llegar a tu peso ideal con una alimentación equilibrada que no termine afectando de manera colateral los sistemas del cuerpo ni debilitando la salud. Para esto, el programa se basa en comidas y bebidas que equilibran los carbohidratos, las proteínas y lípidos, permitiendo así que cada persona consuma la cantidad que necesita. 

Pero, para encontrar el programa Nutricare adecuado para ti, es necesario que te dejes guiar por los expertos, y nada mejor que la asesora nutricional oficial de la marca. Por eso, asiste a una consulta online y obtendrás un régimen alimenticio que de verdad te ayude a bajar peso y más importante, a mantener tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sí, estoy interesado
Quiero más información sobre las dietas
Hola! ¿Estás interesado/a en algún plan nutricional? Consulta sin compromiso.