30Nov

Todos sabemos que es necesario comer a primeras horas del día y dormir lo suficiente por la noche, pero, ¿realmente qué tan relevantes son estas dos actividades cotidianas en nuestra vida?, ¿cuál es la importancia del desayuno y el sueño?, ¿cómo mejorar nuestros hábitos a este respecto?

En este artículo sintetizó para ti las respuestas a estas preguntas. Échales un vistazo.

¿Qué es un desayuno?

Al dormir por la noche, nuestro cuerpo ayuna o deja de recibir alimentos durante muchas horas hasta el momento en el que nos levantarnos e ingerimos el desayuno, es decir, la primera comida del día.

Los alimentos que consumimos en las mañanas son muy importantes, de hecho, podría decirse que estos influyen completamente en nuestro día. El desayuno es la comida encargada de activar nuestro sistema digestivo así como el resto de nuestro organismo.

¿Qué alimentos debe incluir un desayuno de calidad?

Los asesores nutricionales recomendamos un desayuno equilibrado que proporcione al cuerpo un 20% de las calorías del día . Estás puedes conseguirlas en infinidades de alimentos, por ejemplo, puedes comer avena, pan, galletas o trigo.

Las frutas son recomendables ya que estas proporcionan mucha fibra, son bajas en calorías y llenan. Por lo tanto, podrías acompañar un trozo de alguna fruta (preferiblemente que sea baja en azúcares) con un vaso de té, leche o jugo, y su respectiva porción de cereal y lácteos.

Debes cuidar la cantidad de alimentos que consumas para que así tú desayuno no sea contraproducente, para esto evita las grasas saturadas y en especial no sobrepases las  calorías que tú puedes consumir en la mañana.

Por supuesto, la mejor forma de tener un desayuno apropiado es siguiendo las recomendaciones de un asesor nutricional,  que te elabore el menú ideal para ti y tus necesidades particulares.

¿Por qué es importante el desayuno?

Como asesor nutricional, he comprobado que el desayuno no solo es indispensable, más que eso, es la comida más importante del día.

Esto es así por muchas razones. Para empezar, al despertar, tu organismo lleva de 10 a 13 horas sin recibir nutrientes y vitaminas y la reserva de estos las consume el cuerpo mientras duermes, es por eso que saltarte el desayuno supone someter a tu organismo a un sobreesfuerzo para poder darte las fuerzas y energías que el mismo necesita para poder realizar las actividades cotidianas.

Un desayuno equilibrado puede proporcionarle a tu cuerpo el calcio, los nutrientes y las vitaminas que requiere. La energía que el desayuno proporciona sirve como complemento para la que brindan el resto de las comidas y más que eso, permite que el organismo las procese efectivamente.

Como mencioné antes, saltarse el desayuno equivale a someter al organismo a un esfuerzo arduo y riguroso por promocionar fuerzas y energías, esto a su vez afecta de forma negativa el sistema circulatorio ya que desestabiliza el azúcar en la sangre. Como consecuencia, pueden experimentar debilidad y mareo e incluso problemas para concentrarse o rendir intelectualmente.

¿Qué es el sueño?

El sueño es un proceso muy completo al que sometemos a nuestro cuerpo y cerebro siempre que dormimos.

El sueño permite que el cuerpo humano pueda mantenerse sano, proporciona estabilidad emocional e incluso permite que podamos procesar toda la información nueva a la que nos exponemos diariamente.

Cada una de las 5 etapas del sueño: adormecimiento, sueño ligero, transición, sueño profundo y REM; tienen su función, por lo que interrumpir alguna de ellas afectará de cierto modo la calidad de nuestro día.

La cantidad de horas que los seres humanos deben dormir varía dependiendo de la etapa de crecimiento en la que estemos. Por ejemplo, un bebé que apenas ha nacido debe dormir entre 16 y 18 horas, niños en edad preescolar 11 a 12 horas, en edad escolar 10 horas, los jóvenes unas 9 a 10 horas y los adultos unas 7 u 8 horas al día.

¿Por qué es importante el sueño?

Dormir es una actividad tan común y natural en los seres humanos como la de comer, sin embargo, muchos desestiman la importancia que tiene el sueño en la calidad de vida.

En principio, dormir bien influye en nuestro estado de ánimo, ya sea de manera positiva o negativa. Cuando no dormimos la cantidad de horas que nuestro cuerpo necesita, nuestro día estará cargado de molestia, amargura e incluso frustración. Esto sucede porque nuestro organismo no descansa lo suficiente, por lo que se resiente y nuestra capacidad de concentración se ve sometida a prueba lo cual nos frustra e incluso genera depresión o ansiedad.

Por otro lado, no dormir bien afecta nuestra salud, ¿Cómo es posible esto? La razón es que mientras dormimos no solo nuestro cuerpo descansa sino que además se encarga de producir diferentes tipos de hormonas que nuestro cuerpo necesita para funcionar de manera óptima durante el día. Hormonas que influyen en nuestro crecimiento, energía y estado de ánimo.

Por si fuera poco, la calidad de nuestro sueño determinará en gran parte el estado de nuestra salud, ya que al no tener una buena rutina de sueño estamos más propensos a sufrir de enfermedades cardíacas como la hipertensión.

¿Cómo mejorar los hábitos al dormir?

Dormir bien es tan importante que todos debemos prestar la debida atención a nuestros hábitos de sueño y mejorarlos en caso de que sea necesario. Si no sabes cómo hacerlo, échale un vistazo a los siguientes tips que a continuación te muestro.

  • Dale el uso correcto a la cama: Debemos educar a tu cerebro y la mejor forma es evitando usar la cama para actividades como comer o trabajar, pues esto puede crear confusión y hacer que sea más difícil dormir.
  • Comidas y bebidas: Si quieres dormir plácidamente, debes prestar atención a los alimentos que consumes antes de dormir. Estos deben ser ligeros, de lo contrario tu cerebro estará demasiado activo. Lo mismo pasa con las bebidas, por eso, lo mejor es evitar la cafeína o bebidas energizantes.
  • Habitación acogedora: Tener tu habitación con la temperatura y luz adecuada y libre de ruidos molestos, contribuirá a que puedas dormir cómodamente ya que tu cerebro comprenderá que ha llegado el momento de descansar.
  • Relájate antes de dormir: Evitar someter tu cuerpo a estrés antes de dormir y haz algo que te relaje, por ejemplo, toma un baño.

Ahora que conoces la importancia de tener un buen desayuno todos los días y cultivar adecuados hábitos al dormir, pon en práctica los consejos que he compartido contigo para cada caso. Recuerda que si necesitas más orientación al respecto, puedes ponerte en contacto conmigo.

Las comidas NutriCare son equilibradas, con una densidad calórica baja y una alta densidad nutricional,  te ayudan a empezar el día de  en condiciones más óptimas para un mayor rendimiento físico e intelectual, y evitar cometer errores alimenticios  en las siguientes comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sí, estoy interesado
Quiero más información sobre las dietas
Hola! ¿Estás interesado/a en algún plan nutricional? Consulta sin compromiso.