23Dic

Resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina es una enfermedad que afecta considerablemente el estilo de vida del individuo que la padece, no solo por los alimentos que no puede consumir, sino además, por los riesgos de padecer enfermedades mucho más graves. 

¿Cómo se manifiesta este trastorno?, ¿Cómo se previene?, ¿Cuál es el tratamiento más indicado? Las respuestas te las dejo a continuación. 

¿Qué es la resistencia a la insulina?

La insulina, es una hormona producida por el páncreas y el hígado que se encarga de controlar la glucosa para que produzca energía y evitar  que el azúcar en la sangre se concentre en una cantidad mayor a lo que es saludable para el organismo.  

Se dice que una persona sufre de resistencia a la insulina cuando las células del hígado, músculos y otros órganos del cuerpo no extraen de la forma correcta la glucosa que se aloja en la sangre. Cuando esto sucede, se desencadena un proceso que es contraproducente para el organismo, ya que el páncreas produce mucha más glucosa de la que el cuerpo necesita.

Lo mejor para tratar esta afección es mantener buenos hábitos alimenticios, evitar el exceso de alimentos azucarados y seguir una dieta según las indicaciones de un especialista. Por otro lado, es recomendable que se mantenga una vida activa, con una buena rutina de ejercicios que contribuya a lograr un peso saludable.

¿Cómo puedo saber si tengo resistencia a la insulina?

En muchos casos, las personas que padecen esta patología no presentan síntomas, lo cual a su vez complica la enfermedad ya que sin los cuidados necesarios podría agravarse. 

Sin embargo, en otros casos puedes saber si sufres de resistencia a la insulina si presentas estos síntomas: 

Orinar constantemente: Orinar varias veces en intervalos muy cortos de tiempo es uno de los principales síntomas de quienes padecen de resistencia a la insulina, esto sucede porque el incremento del azúcar en la sangre genera sed, lo que a su vez incrementa la cantidad de líquido en la vejiga, por lo que constantemente se debe orinar. 

Problemas al dormir y falta de concentración: La calidad del sueño de la persona se ve afectada debido a la necesidad de despertar constantemente para orinar, beber agua e incluso comer. Esto como consecuencia deja agotamiento y un estado de somnolencia que interfiere en la concentración y capacidad de pensar. 

Problemas estomacales: Estudios demuestran que las personas con resistencia a la insulina sienten la necesidad de consumir constantemente hidratos de carbono, que a su vez producen problemas digestivos como el estreñimiento o en caso contrario diarrea, náuseas y vómitos. 

Obesidad o sobrepeso: En algunos casos, las personas que padecen de resistencia a la insulina son propensas a engordar. Cabe destacar que el peso que se acumula es muy difícil de perder ya que la grasa se adhiere a algunos órganos del cuerpo, en especial aquellos ubicados en el área abdominal.

Triglicéridos y colesterol: Estos valores se ven afectados de manera negativa porque la grasa se acumula en el cuerpo a través de los triglicéridos. En caso del colesterol, este supera el valor apropiado, provocando como consecuencia dolor de cabeza y cansancio. 

¿Cómo diagnosticar si sufres de resistencia a la insulina?

Diagnosticar a una persona con resistencia a la insulina no siempre es fácil, ya que como te he mencionado anteriormente, en algunos casos no se presentan síntomas. Pero, en aquellos en los que sí se manifiestan síntomas, un especialista con experiencia puede valerse de estos para brindar un diagnóstico al paciente. 

Además de esto, el especialista pedirá al paciente su historial clínico ya que en muchos casos este tipo de afecciones son hereditarias, por lo que es recomendable darle un vistazo también a los antecedentes familiares. 

Por otro lado, la forma más segura de tener un diagnóstico certero es a través de las pruebas de sangre. Puede hacerse una prueba rápida de un solo pinchazo en el dedo que da resultados inmediatos, o un análisis de laboratorio que da resultados mucho más precisos y confiables. 

¿Cómo prevenir la resistencia a la insulina?

Existen personas propensas a padecer esta patología debido a muchos factores internos como la genética e incluso la edad, ya que mientras mayor edad se tenga, hay más posibilidades de sufrir de resistencia a la insulina.

No obstante, existen muchas medidas que se pueden tomar para prevenir esta enfermedad. La principal es mantener una buena alimentación, es recomendable comer alimentos ricos en fibra e hidratos de carbono, ya que estos proporcionan los nutrientes necesarios pero son bajos en azúcares.

Por otro lado, es indispensable evitar consumir alimentos azucarados en exceso. Lo mejor es no seguir la tendencia de sustituir el azúcar natural, es decir, la que proporcionan las frutas y alimentos, por aquellas que son procesadas, ya que estás incrementan considerablemente el nivel de glucosa en la sangre.

Para prevenir esta enfermedad, también es recomendable que tengas una vida activa y evites el sedentarismo, ya que no hacer ejercicio es contraproducente porque el cuerpo no consume energía, proceso indispensable para el buen funcionamiento de la hormona que regula la glucosa. 

¿Cuál es el tratamiento para la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina exige al paciente un cambio completo en su estilo de vida, por ejemplo, es importante mantener una buena alimentación completamente libre de dulces que puedan agravar la afección y llegar a convertirla en prediabetes o diabetes de tipo 2. 

Además de esto, muchos pacientes llegan a requerir que se les inyecte insulina constantemente aparte de tener que ingerir otros medicamentos que ayuden a controlar el nivel de insulina en las células del cuerpo. El tratamiento varía en muchos casos de acuerdo al grado de la enfermedad.

Ahora que sabes que la resistencia a la insulina es una enfermedad que en ciertos casos se puede prevenir, debes esforzarte por seguir las recomendaciones que te he mostrado para que logres mantenerte saludable y minimices el riesgo de padecerla. Por supuesto, tal como ocurre con cualquier otra enfermedad, lo mejor es que consultes con un especialista para obtener más detalles sobre su diagnóstico, prevención y tratamiento. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sí, estoy interesado
Quiero más información sobre las dietas
Hola! ¿Estás interesado/a en algún plan nutricional? Consulta sin compromiso.